Pagos Online

Realizar Consulta

Concurrentemente los Jueces incurren en una errada dosificación de la pena, en razón a que no aplican la distinguida pena única o irregular, que se presenta en los casos de duplicar el mínimo de la pena que conlleva que el resultado sea igual o superior al máximo de la pena fijada por la ley; en efecto, no se esta garantizando lo determinado por las altas cortes que indican la prohibición de imponer una pena mayor a la legalmente fijada previamente para cada delito en concordancia con el principio de la legalidad, motivo que las penas deben cumplir con requisitos, tales como: preexistentes, ciertas, claras, inequívocas y expresas acorde a su estructura la cual se determina entre mínimos y máximos.

Aun así, el problema circunscribe al duplicar el mínimo de la pena para los casos de agravantes superando respectivamente el máximo del delito, de manera que la praxis judicial debe aplicar la pena única o irregular en estos casos; sin encuadrarse en la obligación de que exista un mínimo y un máximo.

Lo anterior, de conformidad con lo dictado por la sentencia de la Honorable Corte Constitucional C 1082 del año 2002 y en complemento la sentencia de la Honorable Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, Radicado 12.579 con fecha del 11 de abril del 2002.

En conclusión, para afianzar lo dicho por las altas cortes que reza: “La pena no puede superar el máximo fijado en la ley”; los Jueces deben eliminar para los casos de agravantes el ámbito de movilidad punitiva como dosificación razonable y así respetar la aplicabilidad del precepto, haciendo de esta manera operante los criterios establecidos en el articulo 61 del Código Penal.

CONSULTA UN ABOGADO

¿Necesitas asesoría ó acompañamiento en tu caso?

Realiza tu consulta
1
Hola
¿En que podemos ayudarte?