Pagos Online

Realizar Consulta

El habeas corpus, derecho fundamental, el cual su núcleo esencial es amparar el derecho a la libertad, así como también la Corte Constitucional lo extiende para cubrir otros derechos fundamentales, como son: los derechos a la vida y a la integridad personal.

Nace a la vida jurídica para brindar garantía frente a detenciones arbitrarias provenientes de ciertas autoridades.

En este sentido quien estuviere ilegalmente privado de la libertad, en casos como p.ej.:

1. Persona que se detiene en flagrancia y no se ha puesto a disposición de las autoridades competentes dentro de las treinta y seis horas (36h)

2. Cuando una autoridad prive de la libertad a una persona posterior a que se ha ordenado la libertad inmediata

3. En el momento que se prolonga la libertad en un lapso de tiempo superior al que otorga las normas jurídicas

Tiene derecho a invocar ante cualquier autoridad judicial en todo tiempo, por si o por interpuesta persona, el habeas corpus, el cual debe resolverse en el término de treinta y seis horas (36 h) contadas a partir de la solicitud y no a partir que la autoridad competente disponga del mismo, sin tener en cuenta el número de retenidos.

La Constitución Política de Colombia

“ARTICULO 30. Quien estuviere privado de su libertad, y creyere estarlo ilegalmente, tiene derecho a invocar ante cualquier autoridad judicial, en todo tiempo, por sí o por interpuesta persona, el Habeas Corpus, el cual debe resolverse en el término de treinta y seis horas.”

Ley 1095 del 2006

“ARTÍCULO 1. El Hábeas Corpus es un derecho fundamental y, a la vez, una acción constitucional que tutela la libertad personal cuando alguien es privado de la libertad con violación de las garantías constitucionales o legales, o esta se prolongue ilegalmente. Esta acción únicamente podrá invocarse o incoarse por una sola vez y para su decisión se aplicará el principio pro homine. El Hábeas Corpus no se suspenderá, aun en los Estados de Excepción.

Cabe resaltar, que este medio judicial implica la aplicación de los principios de inmediatez y eficacia, requiriendo que el servidor público deberá amparar el derecho fundamental de la persona, quien considera se le está vulnerando el derecho a la libertad.

En este orden, se extrae que la misma no se puede invocar de manera trastornada, en el sentido de: reemplazar peticiones de libertad dentro de procesos judiciales; suplirlo por impugnaciones de sentencias con el propósito de producir la libertad; entre otros.

Por lo tanto, para evitar un mal uso del habeas corpus, la honorable Corte Constitucional se pronuncia sobre la procedencia del mismo en algunos eventos para que el mismo se ejerza

____________________________________________________________________________________________________________________________________

SCC T-260/1999 “(1) siempre que la vulneración de la libertad se produzca por orden arbitraria de autoridad no judicial, (2) mientras la persona se encuentra ilegalmente privada de la libertad por vencimiento de términos legales respectivos; (3) cuando pese a existir una providencia judicial que ampara la limitación del derecho a la libertad personal, la solicitud de habeas corpus se formula durante el periodo de prolongación ilegal a la libertad, es decir, antes de proferir la decisión judicial y; (4) si la providencia que ordena la detención es una auténtica vía de hecho judicial”

Ahora  bien,  en comprensión de la normatividad, el objetivo, los requisitos y el procedimiento del habeas corpus, se produce una confusión para su aplicación conforme a tres normas del código de procedimiento penal colombiano, la ley 906 del año 2004, puesto que el artículo 294, 175 y 317 Ibídem invocan diferentes términos de computación para que la administración de justicia dentro de un proceso penal con una persona o personas privadas de la libertad, procedan a dar aplicación: al escrito de acusación o la preclusión; o al juicio. Y en el caso que los mismos no se cumplan, procederá la liberad de la persona.

Generando confusión, de cual termino de cómputo, es el correcto de aplicar para invocar el habeas corpus, por la prolongación indebida de los términos para actuar. Conforme a lo siguiente:

Iniciando por el contenido del artículo 317 del C.P.P. titulado como CAUSALES DE LIBERTAD, el cual dispone que procede la misma en diferentes escenarios, condicionando que este será cuando transcurran sesenta (60) días, sin dejar de invocar otras circunstancias fácticas por las cuales se duplicara, correspondiendo en dichos eventos a ciento veinte (120) días.

Del artículo citado, nos remite al artículo 294 del Código de procedimiento penal, el cual regula, LOS VENCIMIENTOS DE TERMINOS; analizando es el tiempo con el que cuenta el nuevo fiscal, cuando previamente el fiscal inicial dejo vencer los términos para acusar o precluir después de la imputación. Este supuesto dista a concluir el desconocimiento de los términos de la ley por el primer fiscal que conoció a cargo del proceso, término que corresponde a sesenta (60) días o noventa (90) días cuando se traten de procesos penal de conocimiento de la justicia penal especializada, o sean tres o más los imputados.

El anterior nos cursa al artículo 175 ibídem sobre la DURACION DE LOS PROCEDIMIENTOS, como aquel que determina el tiempo con el cual la administración de justicia cuenta:

  1. para presentar el escrito de acusación o,
  2. para iniciar la audiencia de juicio oral;

Sin embargo este término se duplicara en determinados contextos correspondiente a sesenta (60) días o ciento veinte (120) días.

Con todo, se desprende observando lo anterior, que genera confusión y la conclusión que las disposiciones normativas son contradictorias, puesto que no determinan un término uniforme para que la administración de justicia proceda a sus funciones, desglosando así la oportunidad para presentar la acción de habeas corpus.

Sin embargo la Corte Suprema de Justicia, resolvió sobre el vencimiento de términos lo siguiente:

______________________________________________________________

C.S.J exp 65256 “lo que si corresponde aclarar a los despachos accionados es que el instituto que se debe aplicar en materia de libertad provisional es el del artículo 317 del Código de Procedimiento penal, y no del 175 Ibídem, por versar este último sobre la duración de los procedimientos, y sus términos distan a los de libertad en la medida que estos últimos – articulo 317 ibídem deben ser contabilizados de manera ininterrumpida en días calendario, entre tanto, los términos que tienen los funcionarios para superar las etapas procesos – articulo 175 del C.P.P. – se contabilizan hábiles, acorde con lo establecido en el inciso tercero del artículo 157 de la ley 906 de 2004”

______________________________________________________________

En otras palabras, el artículo 317 regula lo relacionado con la libertad de los procesados por vencimiento de términos, mientras que los artículos 175 y 295 se ocupan de lo concerniente a la oportunidad para realizar los procedimientos judiciales; por lo tanto, son propósitos totalmente diferentes de los que trata las normas citadas. Sobre tales preceptos, es conveniente discrepar que el artículo 175 no está destinado a proteger el derecho de la libertad, a diferencia del artículo 317 del mismo ordenamiento. En suma es de advertir que de darse una misma aplicación no correspondería un carácter razonable y objetivo para amparar los derechos de las personas y por ello, es importante entender, en primera medida que solo existe una norma en el C.P.P. para invocar el habeas corpus y en segundo término, que este procede de manera ininterrumpida.

CONSULTA UN ABOGADO

¿Necesitas asesoría ó acompañamiento en tu caso?

ARTÍCULO 294. VENCIMIENTO DEL TÉRMINO

(…) el superior designará un nuevo fiscal quien deberá adoptar la decisión que corresponda en el término de sesenta (60) días, contados a partir del momento en que se le asigne el caso. El término será de noventa (90) días cuando se presente concurso de delitos, o cuando sean tres o más los imputados o cuando el juzgamiento de alguno de los delitos sea de competencia de los jueces penales del circuito especializado.

Artículo 175. Duración de los procedimientos

 

El término de que dispone la Fiscalía para formular la acusación o solicitar la preclusión no podrá exceder de noventa (90) días contados desde el día siguiente a la formulación de la imputación, salvo lo previsto en el artículo 294 de este código. 

El término será de ciento veinte (120) días cuando se presente concurso de delitos, o cuando sean tres o más los imputados o cuando se trate de delitos de competencia de los Jueces Penales de Circuito Especializados (…) 

Artículo 317. Causales de libertad

 

(…) el superior designará un nuevo fiscal quien deberá adoptar la decisión que corresponda en el término de sesenta (60) días, contados a partir del momento en que se le asigne el caso. El término será de noventa (90) días cuando se presente concurso de delitos, o cuando sean tres o más los imputados o cuando el juzgamiento de alguno de los delitos sea de competencia de los jueces penales del circuito especializado.

Artículo 317. Causales de liberta

 

(…)4. Cuando transcurridos sesenta (60) días contados a partir de la fecha de imputación no se hubiere presentado el escrito de acusación o solicitado la preclusión, conforme a lo dispuesto en el artículo 294.

5. Cuando transcurridos ciento veinte (120) días contados a partir de la fecha de presentación del escrito de acusación, no se haya dado inicio a la audiencia de juicio.

PARÁGRAFO 1o. Los términos dispuestos en los numerales 4, 5 y 6 del presente artículo se incrementarán por el mismo término inicial, cuando el proceso se surta ante la justicia penal especializada, o sean tres (3) o más los imputados o acusados (…)

Realiza tu consulta
1
Hola
¿En que podemos ayudarte?